domingo, 9 de agosto de 2015

SAGA DELIRIUM de Lauren Oliver

 

Delirium: Imagina un mundo sin sentimientos
ISBN 9788467555356
Ediciones SM, 2012


Pandemonium
ISBN 97884675553185 
Ediciones SM, 2012



Requiem
ISBN 9788467551945
Ediciones SM, 2013

de Lauren Oliver
Traducción de Carmen Valle Simón

·         Como en otras ocasiones, he esperado a tener los tres libros de la saga para poder leerlos seguidos. Creo que he acertado, porque una de las virtudes de Lauren Oliver es dejar el final de las dos primeras novelas en un clímax de acción y tensión, por lo que no puedes esperar a seguir leyendo. 
      La saga Delirium es una historia que tiene lugar en un futuro en el que las libertades se han recortado  en nombre de la seguridad. Estamos ante una distopía, un mundo organizado según una ideología que quiere controlar las vidas de los individuos. A pesar de que la trama transcurre en el futuro, podemos ver que en nuestra sociedad actual es un debate que sigue abierto y que, en determinados momentos, se recortan libertades y se señala el camino por el que los ciudadanos deben ir de una manera parecida. La autora, como veremos, no sólo se centra en la historia de los personajes, sino que reflexiona sobre el mundo en el que viven (y en el que vivimos).       
     Porque el mensaje está claro: "imagina un mundo sin sentimientos". Si tenemos en cuenta además, que es una saga dirigida principalmente a un público adolescente, el mensaje llega todavía más. ¿Cómo vivir sin sentimientos y, sobre todo, cómo vivir sin amor?
      El título  Delirium hace referencia a los "deliria" de amor, enfermedad contagiosa que hace que lo peor a las personas, según los mandatarios, claro. Por eso en este mundo que nos presenta Lauren Oliver, los jóvenes, al llegar a los dieciocho años, deben someterse a una operación en el cerebro que les libre de los sentimientos, para poder vivir en paz y tranquilos. Pero esto no es más que una mera anécdota en la trama, porque lo verdaderamente importante es la lucha por la libertad y la individualidad, por ser diferente, por experimentar y sentir, en definitiva, por vivir.
·         A pesar de que la acción lleva la mayor parte del peso de la novela, la autora se permite reflexiones sobre el mundo en el que viven los personajes y, en ocasiones, parece que van dirigidas al lector, sobre todo al llegar al final de la historia. Si uno lee con cuidado, puede sentir que esas palabras no van dirigidas a los personajes, sino que es un diálogo directo con el lector.
·         El personaje principal es una mujer, Lena, una joven que se rebela poco a poco contra lo establecido, precisamente porque se enamora. No obstante, las relaciones personales que mueven toda la trama pasan a segundo plano en los momentos en los que se lucha por la libertad. Los personajes principales tienen una clara evolución, cada uno hacia su propio destino, pero eso hace que nos sean planos y que resulten mas creíbles. Y, por supuesto, más interesantes.
·         El ritmo narrativo es bueno en las tres novelas. La acción no decae ni se acelera en extremo. Mantiene la atención del lector, que está deseando saber qué más va a pasar, pero dosificada en su justa medida.
·         La estructura es diferente en cada novela, aunque todas están narradas en primera persona, lo que hace más cercana la historia. En la primera, Delirium,  los capítulos están numerados y comienzan con una cita de alguno de los textos por los que se rige esta nueva sociedad y que tienen algo que ver con la trama(Por cierto, muy conseguidos e interesantes. Si aislamos esas citas iniciales, tenemos un resumen de la ideología de esa nueva sociedad, con similitudes y guiños a nuestros textos sagrados...) En la segunda, Pandemonium, cada capítulo se alterna entre “ahora” y “entonces” para que la protagonista pueda relatar el tiempo presente y una especie de flash back en el que se nos informa de lo que pasó hasta el comienzo de la segunda novela. En la tercera, Requiem, la primera persona narrativa se reparte entre la protagonista Lena y su amiga de infancia Hana, alternándose los capítulos y narrando los hechos desde diferentes puntos de vista.
·         El final, completamente abierto, deja que cada lector imagine que podrá pasar después, lo que me parece interesante para que el lector piense, elucubre y recapacite sobre lo que acaba de leer e intente imaginar el futuro de los personajes y de ese mundo en el que viven.
    La buena traducción de Carmen Valle Simón hace que las novelas se lean con fluidez y cercanía.

    Sinopsis facilitada por la editorial:
A nadie le gusta estar enfermo. Afortunadamente, en el siglo XXII los científicos han encontrado la cura para la pandemia que, durante milenios, asoló el planeta. Un delirio que se contagiaba más rápido que cualquier otra enfermedad, afectando a cientos cada día, y a millones al cabo del año.
 Era tan grave que, encontrada la cura, el gobierno decretó su administración a todos los ciudadanos, a partir de la mayoría de edad.
 Por fin hay cura para esa enfermedad llamada amor.
 Lena es la protagonista de la Saga Delirium. Cuando su madre falleció a causa de la deliria nervosa de amor, se traslada a vivir con sus tíos. Ahora está deseando cumplir los 18 años. Mediante una intervención quirúrgica en el cerebro la zona que controla sus emociones será eliminada, y por fin podrá tener una vida apacible, segura e indolora. Hasta entonces pasa la mayor parte del tiempo con su amiga Hana, conscientes de que -una vez operadas- nada volverá a ser como antes entre ellas.
 Sin embargo, Álex se interpone en su camino y Lena se enamora... Sus ojos se abren a una realidad muy diferente a lo que le habían contado hasta entonces y por ello está dispuesta a luchar para que su mundo cambie.
 Álex le descubre que más allá de las alambradas se extiende Tierra Salvaje, una zona no controlada por el gobierno donde el amor sí es posible.


    Sobre la autora:
Nació en Queens y creció en Westchester (Nueva York). Sus padres eran profesores de literatura y, desde su más tierna infancia, la apoyaron en el desarrollo de la imaginación ya fuera creando historias, dibujando, bailando, etc. Su casa estaba llena de libros por todas partes.
Comenzó a escribir como una prolongación de su amor por la lectura: cuando leía un libro que le gustaba, quería continuarlo escribiendo otras partes.
Estudió Literatura y Filosofía en la Universidad de Chicago y luego regresó a Nueva York donde siguió un programa de escritura creativa. Comenzó a trabajar en la editorial Penguin Books, en una sección de literatura para jóvenes y fue en ese periodo cuando  comenzó a escribir  Si no despierto. Después dejó de trabajar allí para dedicarse a escribir a tiempo completo. 
Le gusta leer, cocinar, viajar, bailar, correr  y componer canciones raras. Actualmente vive en Brooklyn (Nueva York)

Estas son algunas de sus redes sociales: 


No hay comentarios :