domingo, 19 de abril de 2009

CONSUMIR PREFERENTEMENTE de Raúl Vacas




Consumir preferentemente


Raúl Vacas


Editorial Anaya, Madrid, 2006


I.S.B.N.: 978-84-667-4729-5





A menudo nos quejamos porque a los adolescentes no les gusta leer. Cuando llegan a los 12 años, se produce ese bache tan difícil de salvar y la mayor parte abandona la lectura cuando descubre que hay otras cosas que le atraen más...


Consumir preferentemente sorprenderá a todos: a los que dejaron de leer, pero tienen guardado allá dentro el gusanillo de la lectura; a los que nunca han leído, porque descubrirán la poesía de la mano de un gran autor; y, por supuesto, a los que nunca abandonaron la palabra escrita, porque es éste un poemario delicioso, original y seductor.
El libro se organiza en secciones como las de los supermercados: perecederos, no retornables, caja rápida, degustación gratuita, etc.
Y es que, como dice el propio autor, en la vida todo es consumo, y además de consumir comida, ropa, ocio, etc. también podemos consumir poemas.
Valiéndose de verso libre o de sonetos originales (como Vademecum, elaborado con títulos de medicinas, o Peoma, donde las sílabas descolocadas forman un texto sonoro que, al ser ordenado correctamente, proporciona un nuevo poema) Raúl Vacas demuestra su gran imaginación jugando con las palabras con sensibilidad e ingenio.
A mí me parece un libro magnífico que gustará a todos, adolescentes o no, (aunque los más adultos tengan problemas para descifrar el poema escrito en SMS...) y para muestra, aquí os dejo uno de los poemas, para abrir boca, o a modo de publicidad de este poético supermercado...



Post-it

Perdón por el amor que a veces no sé darte y se evapora.
Perdón por recordarte que el silencio existe,
que la mentira es un artículo de moda,
que tus lágrimas son lluvia destilada.
Perdón por enredarme en el ovillo del orgullo
y descuidar la calma y la ternura.
Perdón por no encontrar la frase exacta
que nos salve del frío y la tristeza.
Perdón por destapar el tarro de los miedos
y dejar que aleteen en tus ojos.
Perdón por no creer en el mercurio y en los puzzles,
por los condicionales simples y compuestos,
por el amor de encargo,
por el miedo al presente y al futuro,
por no traer el pan esta mañana,
por olvidar el día de tu cumpleaños,
por soñar a escondidas.
Perdón por no llamar a tiempo.
Perdón por levantar el tono.
Perdón por mi descuido y mi torpeza.
Perdón por no decir perdón.
Aquí os dejo una pequeña reseña biográfica de Raúl. No dejéis de visitar su blog, que es muy interesante:
http://www.raulvacaspolo.blogspot.com/
Raúl Vacas Polo es licenciado en Ciencias de la Información y Diplomado en Educación Social. Ha obtenido los premios de “Letras Jóvenes de Castilla y León” en la modalidad de poesía (en los años 1996, 1997 y 1998) con las obras Confieso que he fumado, El calor de los labios a solas y El imán de la muerte, y el Premio de la Academia Castellano-Leonesa de la Poesía con el libro Proceso de amor.En 2003 publicó la plaquette Corte y Confección junto con Isabel Castaño, su mujer. Posteriormente publicó Al fondo a la derecha (una recopilación de artículos de opinión publicados, bajo el seudónimo de “eltipaco”, en el semanario Tribuna Universitaria) y el libro de poemas Consumir preferentemente, en la editorial Anaya.
En la actualidad coordina e imparte talleres de escritura creativa (presenciales y on line), en colaboración con Centros de Profesores y Recursos, Bibliotecas e Institutos. Ocasionalmente prepara exposiciones de Poesía Visual.

No hay comentarios :