sábado, 1 de mayo de 2010

EN CASA DE LAS PENDERWICK de Jeanne Birdsall


En casa de las Penderwick

Jeanne Birdsall

Ed. Salamandra, Barcelona, 2009

ISBN: 978 84 9838 246 4

Traducción de Máximo González Lavarello


Este es uno de esos libros que te dejan un buen sabor de boca. Se paladea y se disfruta con gusto; está lleno de aromas que traen recuerdos de infancia, gusto a aventuras posibles, paladar de emociones e imaginación.
Al igual que en la 1ª parte, Las hermanas Penderwick, el ambiente, el planteamiento de los personajes, la situación, nos recuerda bastante a Mujercitas de Louisa May Alcott, pero salvando las distancias y en época moderna.
Las hermanas se convierten en personajes entrañables, así como los secundarios que completan el elenco. Cada una de ellas tiene una personalidad bien definida, un perfil y unas inquietudes diferentes que dan interés a la trama.
En esta ocasión, la tía Claire (hermana del padre) se ha propuesto que el Sr. Penderwick deje de ser viudo, pero a las hermanas no les atrae la idea, así que preparan un plan que les llevará a situaciones muy divertidas, además de otros problemas con los que deberán enfrentarse.
Aunque no se haya leído la primera novela, no hay problema, porque la historia se cierra y los personajes que aparecieron en la otra entrega, regresan en un plano muy secundario y siempre presentados convenientemente, por lo que se puede seguir la trama sin dificultad.
Como curiosidad, se puede señalar que en esta segunda novela, la autora se remonta a una época anterior a la narrada en la primera, para situar al lector en la historia. No se trata de un flashback, ya que es el comienzo del libro y, por tanto, sólo observamos un salto lineal en el tiempo, lo que facilita su lectura.
Hay que mencionar también la buena traducción de Máximo González lavarello, que permite disfrutar de un texto ligero, comprensible y con ritmo.



Jeanne Birdsall creció en Philadelphia (Estados Unidos) donde estudió en escuelas públicas calificadas por ella misma como "maravillosas". De hecho, en su web, agradece a sus profesores por crear en ella la curiosidad intelectual, el respeto y el amor por las matemáticas y, en especial, a su profesora de latín, a la que tanto ella como su personaje, el Sr. Penderwick, están muy agradecidos (el Sr. Penderwick habla muchas veces en latín...)
Aunque quería ser escritora desde los diez años, no comenzó hasta los cuarenta y uno. Mientras tanto, Jeanne se dedicó a profesiones variadas para subsistir, entre ellas la de fotógrafa artística, así que algunas de sus mejores fotografías están en museos como el Smithsonian y el Philadelphia Art Museum.
Actualmente vive en Northampton, Massachusetts, con su marido y sus mascotas: perros, gatos, conejos y un caracol.
Para saber más: www.jeannebirdsall.com

Aquí os dejo una entrevista a la autora (en inglés) :


No hay comentarios :