lunes, 16 de marzo de 2009

AVENTURAS DE DOS GEMELOS DIFERENTES de Tonke Dragt



Las aventuras de los gemelos Laurencio y Giacomo tienen ese sabor a cuento clásico que hace que disfrutemos cada una de ellas. Uno se puede imaginar que el hecho de ser como dos gotas de agua puede dar lugar a muchos equívocos, pero con gran astucia y sentido del humor, los hermanos logran desenvolverse y salir siempre adelante.
Cada capítulo va acompañado de una cita clásica y, aunque todos tienen un hilo conductor común, se pueden leer de forma independiente porque son relatos dentro de otro relato. Quizá, y siempre desde mi punto de vista, el principal problema a la hora de que un joven lector se enfrente al texto, puede ser su longitud. Aunque paradójicamente, también el hecho de que sean historias cortas dentro de otra historia facilite su lectura. Desde luego, el lector se lo va a pasar muy bien.
Las peripecias de los gemelos suceden en la Edad Media y podemos notar que la autora es una experta en esa época histórica. Las aventuras son imaginativas y divertidas. Los personajes secundarios aparecen y desaparecen a lo largo de los cuentos y le dan continuidad a la trama general.



Tonke Dragt nació en Yakarta en 1930 y pasó en Indonesia la mayor parte de su juventud. En 1941 se desencadenó la guerra en el Este, Japón invadió la India neerlandesa y Dragt, con 12 años, fue a parar a un campamento japonés con su madre y sus dos hermanas pequeñas. Allí, inspirada por Jules Verne, escribe su primer «libro». Acabada la guerra en 1945, se traslada junto con su familia a los Países Bajos y estudia en la Academia de Bellas Artes de La Haya, convirtiéndose en profesora de dibujo. En 1961 apareció su primer libro: Historias de los gemelos. Un año después llegó Carta al rey, que fue elegido Mejor libro juvenil del año y en 2004 recibió en su país el Griffel der Griffels («Premio de los Premios») reconociéndolo como el mejor libro juvenil de los últimos cincuenta años. Este libro tuvo una continuación: Los secretos de la Selva Virgen (1965). En 1976 Tonke fue premiada por el conjunto de su obra con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil.

No hay comentarios :